El perrito, la pantera y el mono

Anónimo
Iba un explorador con su perrito caminando por el África, cuando en un descuído se pierde el perrito y empieza a vagar solo por la selva. De repente ve que a lo lejos viene corriendo una enorme pantera con la intención de comérselo. El perrito asustado piensa rápido qué hacer y en eso, ve un montón de huesos de un animal muerto y empieza a morderlos haciéndose el salvaje. Cuando la pantera está a punto de atacarlo, el perrito dice:

—¡Ah, qué rica pantera me acabo de comer!

La pantera se detiene en seco, gira y sale corriendo despavorida mientras piensa:

—¿Qué animal tan raro será ese que se comió completa una pantera? ¡mejor desaparezco antes de que me coma a mi!

Un mono malulo que andaba en un árbol vio todo lo que había pasado y salió corriendo detrás de la pantera para contarle cómo el perrito lo había engañado.

—¡Ay pantera, si serás tonta: esos huesos ya estaban ahí y ese animal no es más que un perrito inofensivo!

La pantera, enfurecida se devuelve corriendo a donde está el perrito, llevando al mono montado en su lomo. El perrito ve a lo lejos que viene nuevamente la pantera con el mono encima y se da cuenta de que lo descubrieron.

—¡Oh no! ¿Y ahora qué hago?

Se dice todo asustado. El perrito piensa rápido y en lugar de salir corriendo se queda sentado en el mismo sitio dándole la espalda a la pantera que se acerca, y hace como si no los hubiera visto. Cuando la pantera está a punto de atacarlo el perrito exclama otra vez:

—¿Dónde andará este mono? ¡Hace media hora que lo mandé a traerme otra pantera y todavía no aparece!

O_O

No hay comentarios:

Publicar un comentario