Los Tres Gatitos



Los tres gatitos despertaron una mañana y descubrieron tres paquetitos junto a sus camas...
— “¡Oh, mamá, querida mamá, mira lo que hemos encontrado junto a nuestras camas!”.
— “¡Cómo! ¿Ya encontraron sus regalos? ¡Feliz cumpleaños mis tiernos gatitos! Purr, purr, purr.”
Los tres gatitos abrieron los regalos, encontraron tres pares de guantes y se los pusieron...
— “¡Oh, mamá, querida mamá, míranos, míranos, ahora tenemos nuestros propios guantes!”.
— “¡Cómo! ¿Ya se los pusieron? ¡Mis buenos gatitos ya no rasguñarán más sus juguetes! Minino, minino, minino.”
Los tres gatitos salieron a jugar con sus juguetes y se sacaron los guantes para jugar mejor...
— “¡Oh, mamá, querida mamá, nos sacamos los guantes para jugar y rasguñamos nuestros juguetes!”.
— “¡Cómo! ¿Rasguñaron sus juguetes? ¡Si no los arreglan volverán a jugar con lana! ¡Miau, miau, miau!”
Los tres gatitos arreglaron sus juguetes y entonces fueron donde la mamá...
— “¡Oh, mamá, querida y buena mamá, míralos, míralos, ya hemos arreglado nuestros juguetes!”.
— “¡Cómo! ¿Arreglaron sus juguetes? ¡Mis pequeños linces, por ser tan buenos les prepararé un pastel de cumpleaños! ¡Miaoo, miaoo, miaoo!
Los tres gatitos perdieron sus guantes y entonces comenzaron a llorar...
— "¡Oh, mamá, querida mamá, estamos muy tristes porque hemos perdido nuestros guantes!".
— "¡Cómo! ¿Perdieron sus guantes? ¡Gatitos traviesos y descuidados! ¡Si no los encuentran no tendrán pastel! ¡Miau, miau, miau!"
Los tres gatitos encontraron sus guantes y entonces comenzaron a gritar...
— "Oh! mamá, querida mamá, míralos, míralos, ya encontramos nuestros guantes!".
— "¡Cómo! ¿Encontraron sus guantes? ¡Qué lindos mis tres gatitos, ahora sí les daré pastel! Purr, purr, purr."
Los tres gatitos, con sus guantes puestos, comenzaron a comer pastel...
— "¡Oh, mamá, querida mamá, ya comimos el pastel, pero al comerlo ensuciamos nuestros guantes!".
— "¡Cómo! ¿Ensuciaron sus guantes? ¡Gatitos descuidados!" Los tres gatitos comenzaron a llorar, "¡Miau, miau, miau!"
Los tres gatitos lavaron sus guantes y luego los colgaron para secarlos...
— "¡Oh, mamá, querida mamá, mira, ya hemos lavado nuestros guantes!".
— "¡Cómo! ¿Lavaron sus guantes? ¡Queridos gatitos! ...¡Pero, huelo a un ratón muy cerca de aquí! ¡Atrápenlo! ... ¡Miau, miau, miau!

Fin
Apoya el lanzamiento de la banda sonora de American Shaolin (1991)